Aunque nuestra cultura nos ha hecho creer que los perros y los gatos no se pueden ni ver, la mayoría de los perros y los gatos se llevan bastante bien.

En concreto, el golden retriever es una de las razas más conocidas por llevarse bien con los gatos.

Sin embargo, si tienes un gato y estás pensando en tener un golden, o si tienes un golden y estás pensando en tener un gato, hay mucho que considerar.

¿Se llevan bien los Golden Retriever y los gatos?

Como los Golden Retriever tienen una personalidad amable y amistosa, suelen ser buenos con los gatos.

Sin embargo, hay que introducirlos lentamente y con cuidado, y tener zonas separadas donde puedan estar solos.

Además, esto depende en gran medida del individuo. 

  • ¿Qué edad tiene el perro o el gato?
  • ¿Cuál es su personalidad y su historia?

Hay muchas cosas que hay que tener en cuenta a la hora de decidir si tener o no un golden retriever y un gato, veamos algunos escenarios específicos.

En primer lugar, es importante conocer la personalidad de su perro antes de decidirse a traer un gato a su casa. De igual forma es importante conocer la personalidad del gato que quiere traer. Pregúntese:

  • ¿Su golden ha tenido malas experiencias con los gatos?
  • ¿Les gusta perseguir a los animales peludos más pequeños que ellos?
  • ¿Son territoriales en su casa?

Si ha respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas, es posible que no esté en las mejores condiciones.

Además,

  • ¿Cuál es la edad de su perro?
  • ¿Es un cachorro salvaje?

Entonces, quizá debas esperar uno o dos años hasta que se asienten antes de introducir un nuevo miembro en la familia.

Si es un perro viejo y gruñón, entonces tal vez no les guste un compañero de casa felino.

  • ¿Está su perro entrenado? ¿Han sido socializados con gatos?

Tener un perro bien entrenado y socializado facilitará mucho la llegada de un gato a su casa.

  • ¿Y qué pasa con el gato?
  • ¿Va a adquirir un gatito o va a rescatar a un gato adulto?
  • ¿Tiene el gato adulto antecedentes de convivencia con un perro que conozca?

Hacerse estas preguntas antes de sorprender a su golden con un nuevo gato le ayudará a facilitar la decisión y la eventual transición.

Si tienes un gato y estás pensando en tener un golden retriever, antes de presentar un golden retriever a su gato, pregúntese cómo es su gato…

  • ¿Son territoriales?
  • ¿Tiene antecedentes con los perros?
  • ¿Son pacientes?
  • ¿Le gustan los otros animales? 

8 consejos para presentar a su Golden Retriever a un gato

Si ha decidido que traer a casa un nuevo perro o gato es una buena idea, lo siguiente más importante es presentarlos adecuadamente.

Si tarda demasiado, puede ser potencialmente peligroso.

Sin embargo, la mayoría de los gatos y los golden retrievers pueden aprender a convivir pacíficamente si se les prepara para el éxito.

Aquí tienes algunos consejos para presentar a tu golden retriever y a tu gato:

  • Manténgalos separados durante los primeros 3-4 días para que se acostumbren a los olores y sonidos del otro
  • Aliméntalos en lados opuestos de una puerta cerrada (esto les ayudará a tener experiencias positivas cerca el uno del otro, sin ninguna confrontación)
  • Lleve a su perro con correa durante los primeros encuentros para que sea más fácil de controlar
  • Tenga muchos juguetes y golosinas para ambas mascotas durante los primeros encuentros para facilitar las experiencias positivas
  • No retengas a ninguna mascota y deja que entren y salgan a su antojo durante las reuniones iniciales cara a cara
  • Mantenga sus primeras reuniones breves

Consejos para los Golden Retriever y los gatos que conviven

Suponiendo que las presentaciones vayan lo suficientemente bien como para que cada mascota se pasee libremente por la casa, he aquí algunos consejos para que todos estén contentos.

  1. Mantenga la energía de su golden retriever bajo control

Todo el mundo sabe que un perro cansado es un perro bueno, así que para evitar que su golden retriever persiga o moleste a su gato, mantenga sus niveles de energía bajo control.

Puedes hacerlo dándoles juguetes para masticar y rompecabezas, entrenándolos y jugando con ellos.

  1. Sigue entrenando a tu golden retriever

Como se ha mencionado anteriormente, el adiestramiento puede ayudar a reducir los niveles de energía de un golden retriever, pero también ayuda a controlar los impulsos. 

Si tu Golden está bien adiestrado, tendrá que resistir el impulso de perseguir al gato y será obediente cuando necesite llamar su atención y pedirle que haga algo como sentarse o quedarse quieto.

  1. Asegúrese de que cada mascota tenga su propio espacio seguro

Esto es especialmente importante para su gato: asegúrese de que tiene una habitación donde el perro no pueda molestarle y de que tiene todo lo que necesita, incluyendo:

  • Caja de arena
  • Agua y comida
  • poste de rascado
  • juguetes

Para que cada mascota tenga su propio espacio seguro, puedes utilizar salas de ejercicios, puertas para bebés y jaulas.

Podría interesarte: mejor comida para cachorros de Golden Retriever

Señales de advertencia de que su Golden Retriever y su gato no se gustan

Lo ideal es que las dos mascotas acaben relajándose una al lado de la otra.

Sin embargo, esto no siempre ocurre según lo previsto y puede llevar algún tiempo.

Estas son algunas señales de que la relación no va tan bien como se esperaba:

Señales de que a tu golden retriever no le gusta tu gato:

  • Ladran, lloriquean o tienen problemas para llegar al gato
  • Están demasiado centrados en el gato (y potencialmente los ven como una presa)
  • Gruñen y no juegan con ellos

Señales que indica que a tu gato no le gusta tu golden retriever:

  • Sus orejas están pegadas hacia atrás
  • Su cola se balancea de un lado a otro
  • Siseos, escupitajos o aullidos

Si ves estas señales, sepáralas y empieza de cero.

Errores comunes que cometen los propietarios al tener un gato y un Golden Retriever

Para que su perro y su gato tengan la mejor oportunidad de divertirse (o al menos de tolerarse), evite los errores más comunes que se enumeran a continuación:

  1. Date prisa y preséntalos. Las relaciones entre perros y gatos tardan en desarrollarse, así que ten paciencia y tómatelo con calma.
  2. Dales a cada mascota un espacio seguro sin perros y gatos. Si una de tus mascotas se siente estresada y no tiene un espacio para estar sola, las cosas pueden ponerse feas.
  3. Busca ayuda profesional. Si tienes problemas con tus mascotas, no temas invertir en la ayuda de un entrenador profesional.

Conclusiones

Los Golden Retriever son perros gentiles con personalidades cariñosas, por lo que generalmente son buenos con los gatos.

Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta el historial de cada posible compañero de habitación antes de traer uno nuevo a casa y recordar que hay que presentarse despacio.

Deja una respuesta